lunes, 31 de agosto de 2009

Fiscalía imputó 8 personas por comercializar con patrimonio cultural de la nación

Cañón de La Sabana recuperado por la justicia venezolana


Cañón de La Sabana recuperado


Cañón de La Sabana recuperado



Cañón de La Sabana recuperado por la Fiscalia General de la Republica Bolivariana de Venezuela por tratarse de patrimonio histórico Nacional



Tres cañones del pecio de La Sabana Estado Vargas rescatados por la justicia venezolana


Fuente: www.abn.info.ve Caracas, 31 de 1gosto de 2009
El Ministerio Público imputó a ocho personas por la presunta comisión de los delitos de saqueo y comercialización de bienes que conforman el patrimonio cultural del Estado venezolano, hecho cometido a finales del año 2006. Los referidos bienes están constituidos por piezas de artillería (cañones y culebrinas), los cuales forman parte de un naufragio localizado en las costas de La Sabana, parroquia Caruao del estado Vargas, reseñó una nota de prensa de la Fiscalía General de la República. En tal sentido, la fiscal 1° con competencia en Defensa Ambiental, María Alfonzo, en su debida oportunidad imputó a Ángel Yriarte, Josúe Arratia, Héctor Romero, Henry Brito, José Yriarte, Miker Escobar, Emilio Barón y José Muiño por la presunta comisión de los delitos de aprovechamiento de cosas provenientes de delitos (artículo 470 del Código Penal) y destrucción de monumentos y yacimientos (artículo 60 de la Ley Penal del Ambiente). Este caso se inició en el 2006, cuando el Instituto de Patrimonio Cultural (IPC) tuvo conocimiento de la ubicación de los restos de un naufragio localizado en las costas de La Sabana por parte de pescadores de la zona, los cuales presuntamente sustrajeron entre 7 ó 10 piezas de artillería pesada tipo cañón y culebrinas que datan de los siglos XVI y XVII. Estos bienes culturales fueron supuestamente comercializados, debido a su constitución de hierro y cobre, metales con una alta cotización en el mercado de la fundición. El IPC ha calculado que algunas de esas piezas recuperadas forman parte de la artillería del Rey Felipe II, debido a los escudos imperiales e inscripciones ubicadas en el cuerpo de algunas de las unidades. El 30 de enero de 2007 se dio inicio a la investigación en el Ministerio Público por denuncia de las autoridades del IPC, lo que permitió que un día después se allanara una residencia en el municipio El Hatillo, lugar en el que se localizó una de esas piezas arqueológicas del siglo XVII. Posteriormente, el 5 de febrero de ese mismo año, se allanó otra vivienda en el municipio Libertador, incautándose otro cañón. Bajo la égida de la Dirección de Defensa Integral de Ambiente y Delito Ambiental, se prosiguió el trabajo investigativo y fue así como el 19 de agosto de este año se obtuvo una orden de allanamiento en el estado Carabobo, lográndose incautar dos piezas de artillería de largo alcance, una tipo cañón y otra culebrina. Finalmente, el pasado 20 de agosto de 2009, se allanó la empresa Alenorsa, ubicada en la Zona Industrial de Valencia, lugar en el que se incautó una pieza de artillería de largo alcance.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada