sábado, 24 de abril de 2010

IPC defiende al monumento colocado en plaza El Venezolano

Plaza San Jacinto y su reloj de sol que se atribuye a Humboldt

Plano del proyecto del Monumento al Bicentenario del 19 de abril de 1810


Vista nocturna general del Monumento llamado tambien popularmente por los caraqueños como el palo encebao

Inauguración del Monumento

Fuente: www.eluniversal.com Caracas, 17 de abril de 2010
Solicitan no se le diga "obelisco"
Monumento del 19 de abril Plaza El Venezolano
Fue colocado en la plaza El Venezolano un comunicado del Instituto de Patrimonio Cultural, en el que se afirma que el monumento que allí se erige no afectará el patrimonio históricom reveló una información de la agencia ABN. Aseguran en la nota de prensa que se vieron obligados a colocarlo "ante la campaña negativa que medios de comunicación han emprendido en contra del monumento". La autorización, con fecha 28 de enero de 2010, a través de la cual el ente rector del Patrimonio Cultural autoriza esta construcción, sostiene que "por sus dimensiones y esbeltez, el monumento proyectado, no afecta la espacialidad de la plaza, ni restringe la visualidad y contemplación de los elementos patrimoniales, en tanto que las opciones visuales de esos monumentos se mantienen". Igualmente, explica que de manera preventiva, por estar entre las 25 manzanas fundacionales de la ciudad de Caracas, durante la excavación para la construcción se estableció el acompañamiento por parte de un arqueólogo en caso de aparecer restos que ameriten su registro documental. En este sentido, el presidente del IPC, Héctor Torres, describe las características volumétricas de este monumento, cuyas proporciones son las de un elemento vertical (47 metros) prolongado sobre el diámetro de su base (2 metros 40 cms) y sobre las cuales el IPC autoriza su construcción. "La relación proporcional entre su base y altura hace que este elemento jamás obstruya la visualidad del contexto que le rodea",y explica que de esta forma el objeto posee infinitas opciones visuales para su apreciación y la de los elementos de valor patrimonial entre los que se inserta. Asimismo, calificó de "gran bobería" la afirmación hecha reiteradamente por algunos voceros de organismos no gubernamentales, la cual sostiene que un monumento como este debe ser insertado en espacios abiertos. "La arquitectura no posee leyes fijas y sobran los ejemplos de monumentos que disponen de espacios para ser contemplados, así como hay muchos los cuales su proporción es mayor respecto a los espacios donde se ubican", comenta. Explica que este tipo de monumentos se realizan con la intención de orientar la percepción mediante trucos de perspectiva y movimiento al hacer imposible que se aprecie desde un único punto de vista. Torres hizo referencia a lugares como la Fuente de Trevi (Roma), en los que lo importante no es una perspectiva única del objeto, sino que pueda cambiarse el punto de vista del observador para apreciarlo desde distintos lugares. En el caso del monumento en la Plaza El Venezolano "hay la intención de simbolizar un proceso que se inició el 19 de abril de 1810, al resaltar el contexto histórico de los hechos", destacó. Asimismo, indicó que esta obra será contemplada dentro del espacio donde está colocada y a su vez será una referencia dentro del paisaje urbano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada