jueves, 11 de junio de 2009

Rescatan patrimonio arqueológico de Falcón

Investigadora del IVIC

Fuente: http://www.ivic.com/ Maria Teresa Curcio 2008
Investigadores del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas y de la Universidad Francisco de Miranda llevan adelante el rescate del área que afectará la instalación de una tubería de gas que interconectará el centro y el occidente del país
Restos de caminos, de haciendas, de cementerios, de cerámicas, en fin, de objetos varios. No se trata de una simple enumeración, sino de parte de los 80 antiguos sitios que han sido descubiertos en el estado Falcón, gracias al rescate arqueológico realizado por un equipo multidisciplinario del Laboratorio de Arqueología del Departamento de Antropología del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) y del Centro de Investigaciones Arqueológicas, Antropológicas y Paleontológicas (CIAAP) de la Universidad Francisco de Mirandan (UNEFM).
Podríamos decir que el rescate realizado devino antes de un anunciado accidente. Es decir, el IVIC, la UNEFM y PDVSA-Gas se coordinaron en la tarea de realizar el rescate de piezas arqueológicas de la región que será afectada por el Proyecto de interconexión gasífera de Centro-Occidente (ICO), que lleva adelante la empresa petrolera.
Destaca la Dra. Lilliam Arvelo, del Laboratorio de Arqueología del IVIC y coordinadora académica del proyecto, que por primera vez PDVSA realiza un trabajo de rescate del patrimonio arqueológico, previo al inicio de las obras civiles que implica la ejecución del proyecto gasífero, lo cual marca un importante precedente.
En una primera etapa, han sido rescatados más de 80 nuevos sitios arqueológicos en aproximadamente 70 kilómetros, desde las localidades de Coro hasta Río Seco, en un tramo de 50 metros de ancho, donde será instalada la tubería de gas. De acuerdo con la información suministrada por Arvelo, la evidencia recuperada aporta información acerca de la historia cultural de área en una secuencia que abarca desde el 600 DC, en el período prehispánico antes de la llegada de los españoles; hasta el siglo XIX, después del contacto de los habitantes de nuestras tierras con los colonizadores del viejo continente.
De la ocupación prehispánica, específicamente la relacionada con la Tradición Maticoran, Arvelo señala que éstas han sido poco documentadas. Gracias a los datos encontrados, "aparentemente se trata de asentamientos humanos, cuyos habitantes explotaban los recursos tanto de fauna, probablemente marina y terrestre, como de recursos vegetales. La industria lítica parece haber estado orientada hacia el procesamiento de raíces, cortezas y la elaboración de instrumentos de madera".
La evidencia recuperada para el período Post Contacto, esto es, después de la llegada de los españoles, señala Arvelo, representa lo que fue la ocupación rural, en los alrededores de Coro. Es así que entre la evidencia encontrada se destacan sitios coloniales y rurales de los siglos XVIII y XIV, entre ellos caminos, haciendas, estanques de agua, poblados completos, cementerios, entre otros, gracias a los cuales se pueden responder una serie de preguntas en relación con la conformación de poblados antiguos; las costumbres y las tradiciones de la época, entre otros. En lo que se refiere a cultura material, se descubrió loza popular, hornos de teja, entre otros, y se rescató evidencia de tradiciones orales de los asentamientos rurales.
Por otra parte, se informó que se encontraron tres localidades paleontológicas, de las cuales se recuperaron fósiles de tortuga y cocodrilos, así como diferentes tipos de moluscos.
El rescate
"Cualquier trabajo arqueológico implica la alteración de los yacimientos, pero el arqueólogo altera controladamente, con lo cual la información es recuperada sistemáticamente a través de una estricta documentación en campo y laboratorio", indica Arvelo.
Durante el recorrido de barrido total de los primeros 70 kilómetros de la transecta que será afectada por el Proyecto ICO, se identificaron la totalidad de sitios arqueológicos descubiertos en el recorrido, se levantaron las correspondientes fichas de sitios, con ubicación cartográfica, junto con planos de los sitios y muestras de cada cultura material recuperada. "De acuerdo con las características de los sitios, su estado de conservación y posible grado de impacto por la instalación de la tubería de gas, se escogieron los sitios que debían ser intervenidos, a través de excavaciones y/o recolecciones intensivas de superficie, y aquellos sitios que debían ser conservados totalmente".Actualmente se acaba de completar la segunda etapa, que abarcó cerca de 40 km, cubriendo el trecho entre Coro y Cumarebo. Quedan por completar aproximadamente 120 km entre Cumarebo y Morón, los cuales se realizarán en lo que resta de este año y el próximo.
Es importante destacar la labor del Instituto de Patrimonio, en todo lo referente a la coordinación y elaboración de la permisología, y el establecimiento de las pautas que se refieren a la defensa y conservación de nuestro Patrimonio Histórico Cultural. También cabe señalar que el financiamiento de este Proyecto de rescate arqueológico estuvo a cargo de PDVSA Gas, y el resguardo de toda la evidencia recuperada es responsabilidad del Centro de Investigaciones Antropológicas, Arqueológicas y Paleontológicas de la Universidad Experimental Francisco de Miranda, en Falcón. El IVIC tuvo la responsabilidad de la dirección académica del proyecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada