sábado, 3 de noviembre de 2012

Venezuela guarda sus tesoros acuáticos


Es el primer hallazgo subacuático oficial en Venezuela (Cortesía IPC)
Fuente: www.eluniversal.com  Caracas, martes 18 de Septiembre del 2012 DANIEL GONZÁLEZ CAPPA
Científicos descubrieron once sitios subacuáticos en Isla de Aves. Semienterrados en las arenas, yacen los restos de unos naufragios que datan de los siglos XVI y XVIII: un ancla de tres metros, culebrinas, cerámicas, piedras de lastre y clavos de bronce.Francisco Catalano no se lo pensó dos veces. Apenas la Armada le informó de unos sitios arqueológicos subacuáticos en Isla de Aves, salió volando con su equipo de investigación y se colocó el traje de submarinismo para descubrir los tesoros que se hallan ocultos bajo las cristalinas aguas del Caribe.Allí, semienterrados en las arenas, yacen los restos de unos naufragios que datan de los siglos XVI y XVIII: un ancla de tres metros, culebrinas (un tipo de cañón de tubería larga), cerámicas, piedras de lastre (utilizadas para crear peso en los navíos) y clavos de bronce. Los corales que crecen alrededor completan el panorama y aumentan la sensación de abandono que ronda alrededor de los vestigios. En total, once sitios arqueológicos subacuáticos que, por primera vez, entran en contacto con el ser humano desde que estos navíos se hundieran por causas aún desconocidas por los científicos.El hallazgo no es fácil de explicar para el antropólogo. Bellísimo, maravilloso e importante son palabras que salen de su boca. "La primera vez que estuve en el lugar fue impresionante", expresa. "Se trata de una revisión de nuestra historia naval".Catalano comparte la emoción con sus compañeros de trabajo, Michelle Tinguely, submarinista profesional, y Luis Delgado, practicante de apnea. Científicos cubanos completan el equipo.Se conoce como sitio arqueológico subacuático a cualquier resto relacionado con la actividad humana que se encuentre en el lecho marino. No solo tiene que ver con embarcaciones marítimas. Siniestros de aviones también son un ejemplo.Esta investigación, que cuentan con el apoyo del Instituto de Patrimonio Cultural (IPC) desde el año 2010, es la primera que se realiza de manera oficial en Venezuela, al menos según Catalano. Otras expediciones se realizaron en Isla de Aves en 2011 y 2012, y ya están realizando otra desde hoy hasta el próximo 22 de septiembre."Sí se habían realizado otros hallazgos en otras partes de Venezuela", indica Catalano. Pero añade que, al no contar con un control y registro, no se podía catalogar de esas actividades como "oficiales".Es la importancia histórica en la que radica la diferencia. Más allá del interés lucrativo que pueden tener estos restos, algo que le puede interesar a muchos cazatesoros, el verdadero valor de estos sitios arqueológicos subacuáticos es la soberanía que simbolizan para la nación. "Estamos recuperando la memoria del país", enfatiza Catalano.Marcar la pauta El hallazgo en Isla de Aves es el primero de una serie de expediciones que el IPC tiene preparado hacer en mediano plazo. Según Catalano, Venezuela todavía puede ocultar varias sorpresas bajo las aguas, aunque todavía no quiere revelar dónde serán las próximas expediciones.Otro punto importante que destaca Catalano es el interés que esto significa para los estudiantes de la escuela de Antropología de la Universidad Central de Venezuela, quienes incluso podrían ser parte de estas investigaciones.Mientras tanto, Catalano y su equipo siguen estudiando los restos en Isla de Aves para saber exactamente de dónde provenían los barcos, qué hacían allí y qué les ocurrió para que se hundieran. Eso sí, todo desde el lugar de los yacimientos, pues una de las normas es que los estudios no sean invasivos, es decir, que los restos no sean movidos de lugar.Lo que el agua se llevó, bajo el agua se quedó. Y aunque estos navíos no vuelvan a surcar el mar, se han convertido ahora en tesoros subacuáticos venezolanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada